Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Umbral del dolor bajo en neuropatía

En el contexto de la neuropatía, el término «umbral del dolor bajo» se refiere a una disminución en la capacidad de una persona para tolerar estímulos dolorosos. Esto significa que incluso estímulos que normalmente no causarían dolor en una persona sin neuropatía pueden resultar extremadamente dolorosos para alguien que sufre de esta condición. Esta situación es común en diversos tipos de neuropatía, especialmente en aquellas donde los nervios están dañados o funcionan de manera anormal.

¿Por qué ocurre un umbral del dolor bajo en la neuropatía?

La neuropatía implica daños en los nervios periféricos, que son responsables de transmitir señales desde el cerebro y la médula espinal al resto del cuerpo y viceversa. Cuando estos nervios están dañados, pueden enviar señales incorrectas al cerebro, interpretando estímulos no dolorosos como dolorosos, o amplificando la sensación de dolor. Algunas razones específicas incluyen:

  • Desmielinización:

La pérdida de la mielina, la capa protectora alrededor de los nervios, puede causar que las señales nerviosas sean malinterpretadas.

  • Neuropatía diabética:

Los niveles altos de glucosa en sangre pueden dañar los nervios, reduciendo su capacidad para transmitir señales correctamente.

  • Inflamación:

La inflamación de los nervios puede causar dolor y una mayor sensibilidad a estímulos que normalmente no serían dolorosos.

  • Lesiones físicas:

El daño físico a los nervios debido a trauma o compresión puede llevar a una sensibilización excesiva.

Síntomas asociados

Las personas con un umbral del dolor bajo debido a neuropatía pueden experimentar varios síntomas:

  • Dolor persistente o crónico:

Incluso en ausencia de estímulos obvios.

  • Hipersensibilidad:

Responder con dolor intenso a estímulos leves, como un toque suave o cambios de temperatura.

  • Dolor punzante o ardiente:

Este tipo de dolor puede ser constante o intermitente.

  • Sensaciones anormales:

Como hormigueo, entumecimiento o debilidad en las extremidades.

Tratamiento y manejo

Manejar un umbral del dolor bajo en neuropatía puede ser desafiante, pero hay varias estrategias que pueden ayudar:

  • Medicamentos:

Analgésicos, antidepresivos, anticonvulsivos y otros medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor neuropático.

  • Terapias físicas:

La fisioterapia puede fortalecer los músculos y mejorar la función nerviosa.

  • Terapias complementarias:

La acupuntura, masajes y la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) pueden ser útiles para algunos pacientes.

  • Manejo de enfermedades subyacentes:

Controlar la diabetes, la artritis o cualquier otra condición que pueda estar contribuyendo al daño nervioso.

  • Cambios en el estilo de vida:

Mantener un peso saludable, seguir una dieta equilibrada y evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Estimulación magnética transcraneal en el tratamiento de la neuropatía

La EMT utiliza un dispositivo electromagnético que se coloca sobre el cuero cabelludo. Este dispositivo genera pulsos magnéticos que atraviesan el cráneo y alcanzan las neuronas en áreas específicas del cerebro. Estos pulsos pueden modular la actividad neuronal, facilitando o inhibiendo la función de las neuronas dependiendo de la frecuencia y la intensidad de la estimulación.

Mecanismo de acción en la neuropatía

El mecanismo exacto por el cual la EMT podría aliviar el dolor neuropático no está completamente comprendido, pero se han propuesto varias teorías:

  • Modulación de la plasticidad cortical:

La EMT puede inducir cambios en la plasticidad sináptica, que es la capacidad del cerebro para reorganizarse y adaptarse. Esto puede ayudar a restablecer patrones de actividad neuronal normales y reducir la percepción del dolor.

  • Inhibición de la hiperexcitabilidad cortical:

En algunas formas de dolor neuropático, las áreas del cerebro responsables de procesar el dolor pueden volverse hiperexcitables. La EMT puede ayudar a reducir esta hiperexcitabilidad, disminuyendo la sensación de dolor.

  • Alteración de las vías del dolor:

La EMT puede influir en las vías del dolor a nivel central, modulando la transmisión de las señales dolorosas desde la periferia hacia el cerebro.

Evidencia clínica

Numerosos estudios han investigado el uso de la EMT en el tratamiento del dolor neuropático, y aunque los resultados son prometedores, la evidencia aún es preliminar. Algunos hallazgos incluyen:

  • Dolor neuropático central:

Se ha observado que la EMT puede reducir significativamente el dolor en pacientes con neuropatía central, como aquellos con lesiones de la médula espinal.

  • Dolor neuropático periférico:

También se ha estudiado su uso en neuropatías periféricas, como la neuropatía diabética, con algunos pacientes reportando una reducción en la intensidad del dolor.

  • Fibromialgia:

La EMT ha mostrado efectos positivos en pacientes con fibromialgia, una condición que a menudo incluye componentes neuropáticos.

En resumen, la estimulación magnética transcraneal es una técnica innovadora con potencial para aliviar el dolor neuropático mediante la modulación de la actividad cerebral. Aunque se necesita más investigación para establecer protocolos de tratamiento específicos y comprender plenamente sus mecanismos de acción, la EMT ofrece una opción adicional para pacientes que buscan alivio del dolor neuropático.

Importancia de la evaluación médica

Es fundamental que las personas con un umbral del dolor bajo debido a neuropatía busquen evaluación y tratamiento médico adecuado. Un neurólogo puede realizar pruebas diagnósticas para identificar la causa subyacente del dolor neuropático y recomendar un plan de tratamiento personalizado. Además, un seguimiento regular es crucial para ajustar el tratamiento según sea necesario y mejorar la calidad de vida del paciente.

En resumen, un umbral del dolor bajo en el contexto de la neuropatía se refiere a una mayor sensibilidad al dolor debido a daños en los nervios periféricos. La gestión de esta condición requiere un enfoque multifacético que incluya medicación, terapias físicas y cambios en el estilo de vida, bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes