Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Causas de neuropatía periférica de los pies

Las neuropatías son trastornos que afectan los nervios periféricos, que son los encargados de transmitir señales entre el cerebro, la médula espinal y el resto del cuerpo. Estos nervios son esenciales para la comunicación entre el sistema nervioso central y los órganos, músculos, piel y otros tejidos periféricos. Cuando los nervios periféricos se dañan, pueden provocar una amplia gama de síntomas, desde sensaciones anormales hasta debilidad muscular, dependiendo del tipo y la gravedad del trastorno.

Las neuropatías pueden manifestarse de varias maneras, dependiendo de los nervios afectados y la causa subyacente. Algunos síntomas comunes incluyen:

  • Hormigueo o entumecimiento:

Sensaciones anormales, como hormigueo, ardor, picazón o entumecimiento, pueden afectar las extremidades, especialmente las manos y los pies. Estos síntomas a menudo comienzan de manera gradual y pueden empeorar con el tiempo.

  • Dolor:

La neuropatía puede causar dolor agudo, punzante o quemante en áreas afectadas. Este dolor puede ser constante o intermitente y puede empeorar por la noche o al realizar actividades que involucren los nervios afectados.

  • Debilidad muscular:

En algunos casos, la neuropatía puede provocar debilidad muscular, lo que dificulta la realización de actividades cotidianas como caminar, levantar objetos o mover las extremidades.

  • Problemas de coordinación y equilibrio:

El daño a los nervios periféricos puede afectar la sensación de posición y movimiento, lo que puede provocar dificultades para coordinar los movimientos y mantener el equilibrio.

  • Cambios en la sensibilidad:

Algunas personas con neuropatía pueden experimentar cambios en la sensibilidad al tacto, la temperatura y el dolor, lo que puede afectar su capacidad para detectar lesiones o cambios en el entorno.

Existen diferentes tipos de neuropatías, que pueden clasificarse según la causa subyacente o los nervios específicos afectados. Algunos tipos comunes incluyen:

  • Neuropatía diabética:

Es una complicación común de la diabetes que afecta los nervios periféricos. Puede causar pérdida de sensación en los pies, lo que aumenta el riesgo de úlceras y lesiones.

  • Neuropatía periférica:

Afecta los nervios fuera del cerebro y la médula espinal, y puede ser causada por diversas condiciones, como diabetes, alcoholismo, enfermedades autoinmunes o traumatismos.

  • Neuropatía autonómica:

Afecta los nervios que controlan funciones involuntarias del cuerpo, como la presión arterial, la digestión y la función sexual.

  • Neuropatía compresiva:

Ocurre cuando los nervios periféricos se comprimen debido a una lesión o una postura inadecuada durante períodos prolongados.

  • Neuropatía tóxica:

Resulta del daño causado por toxinas o sustancias químicas, como el alcohol o ciertos medicamentos.

Neuropatía periférica de los pies

La neuropatía periférica de los pies es un tipo específico de neuropatía que afecta los nervios que controlan la sensación y el movimiento en los pies. Puede manifestarse con síntomas como:

  • Entumecimiento
  • Hormigueo
  • Dolor
  • Debilidad en los pies y las piernas.

Las causas comunes incluyen:

  • Diabetes
  • Alcoholismo
  • Traumatismos
  • Enfermedades autoinmunes.

Es importante buscar atención médica si se experimentan síntomas de neuropatía periférica para obtener un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento necesario.

Existen varios tipos de neuropatía periférica que pueden afectar los pies, incluyendo:

  • Neuropatía sensitiva:

Provoca sensaciones anormales como hormigueo, ardor, entumecimiento o sensibilidad excesiva en los pies.

  • Neuropatía motora:

Afecta los nervios motores y puede causar debilidad muscular, dificultad para mover los pies o los dedos, y alteraciones en la marcha.

  • Neuropatía autonómica:

Puede provocar síntomas como sudoración excesiva, cambios en la temperatura de los pies, sequedad en la piel o cambios en la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Las causas más comunes de neuropatía periférica de los pies incluyen:

  • Diabetes:

La neuropatía diabética es una causa frecuente de neuropatía periférica y puede afectar hasta al 50% de las personas con diabetes.

  • Alcoholismo:

El abuso crónico de alcohol puede dañar los nervios periféricos y provocar neuropatía periférica.

  • Traumatismo:

Lesiones físicas, como fracturas o lesiones por atrapamiento nervioso, pueden dañar los nervios periféricos en los pies.

  • Enfermedades autoinmunes:

Trastornos como la artritis reumatoide o el lupus pueden desencadenar una respuesta autoinmune que daña los nervios.

  • Deficiencias nutricionales:

La falta de ciertas vitaminas, como la vitamina B12, puede causar neuropatía periférica.

A quiénes afecta

La neuropatía periférica de los pies puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más común en adultos mayores y en personas con factores de riesgo como diabetes, alcoholismo o enfermedades autoinmunes. También puede afectar a quienes han sufrido lesiones traumáticas en los pies o que tienen deficiencias nutricionales.

Diagnóstico de neuropatía periférica de los pies

  • Pruebas neurológicas:

Se realizan pruebas para evaluar la función nerviosa en los pies, incluyendo la sensibilidad al tacto, reflejos y capacidad de detectar estímulos dolorosos.

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes:

En ocasiones, se utilizan resonancias magnéticas o tomografías computarizadas para evaluar los nervios y detectar posibles anomalías.

  • Pruebas de función nerviosa:

Se pueden realizar electromiografías y velocidades de conducción nerviosa para evaluar la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos y detectar daños en los nervios periféricos.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes