Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Cómo tratar una neuropatía en el Embarazo

El embarazo es una etapa llena de una serie de cambios físicos y emocionales. Muchos sistemas del cuerpo se adaptan a cada uno de los retos presentados durante este período, sin embargo también pueden presentarse algunas complicaciones de salud.

Uno de los desafíos que pueden surgir durante el embarazo es el desarrollo o exacerbación de las neuropatías, trastornos que afectan los nervios periféricos y que pueden tener implicaciones significativas para la madre y el bebé en desarrollo.

El tratamiento de las neuropatías durante el embarazo puede ser un desafío, ya que muchos de los medicamentos comúnmente utilizados para tratar este trastorno pueden no ser seguros para el feto en desarrollo. Por lo tanto, el manejo de las neuropatías durante el embarazo suele centrarse en aliviar los síntomas y minimizar el riesgo de complicaciones para la madre y el bebé.

En primer lugar, se pueden recomendar medidas conservadoras para aliviar los síntomas de la neuropatía, como:

  • El reposo
  • La terapia física
  • El uso de dispositivos de apoyo
  • Ejercicios de bajo impacto.

La gestión del dolor también es una parte importante del tratamiento, y se pueden recetar analgésicos seguros durante el embarazo para controlar el malestar.

Papel de la rehabilitación física en la neuropatía

La rehabilitación física juega un papel crucial en el manejo de las neuropatías, tanto durante el embarazo como en otras etapas de la vida. Aunque puede plantear preocupaciones adicionales en mujeres embarazadas, la rehabilitación física adaptada a las necesidades específicas del embarazo puede ofrecer una serie de beneficios significativos para el manejo de la neuropatía.

Uno de los principales beneficios de la rehabilitación física durante el embarazo es la mejora de la fuerza muscular y la flexibilidad. Los ejercicios de fortalecimiento muscular pueden ayudar a compensar la debilidad muscular asociada con algunas formas de neuropatía, mientras que los ejercicios de estiramiento pueden mejorar la flexibilidad y reducir la rigidez muscular.

Estos beneficios pueden ser especialmente útiles para abordar los síntomas de la neuropatía, como:

  • La debilidad muscular
  • La pérdida de rango de movimiento en las articulaciones.

Es importante destacar que la rehabilitación física durante el embarazo debe ser adaptada y supervisada por profesionales de la salud capacitados en obstetricia y fisioterapia. Se deben tener en cuenta las consideraciones específicas del embarazo , al diseñar un plan de rehabilitación física para mujeres embarazadas con neuropatía como:

  • Los cambios hormonales
  • El aumento de peso
  • Las restricciones de movimiento

¿Qué son las neuropatías?

Las neuropatías son afecciones que afectan el sistema nervioso periférico, que comprende los nervios que se encuentran fuera del cerebro y la médula espinal. Estos nervios son responsables de enviar mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo, controlando funciones como el movimiento muscular, la sensibilidad táctil y la percepción del dolor. 

Existen numerosas causas de neuropatía, que incluyen:

  • Enfermedades metabólicas como la diabetes
  • Trastornos autoinmunes como la neuropatía por vasculitis
  • Infecciones virales como el herpes zóster
  • Exposición a toxinas
  • Lesiones físicas
  • Deficiencias nutricionales.

Los síntomas y la gravedad de la neuropatía pueden variar dependiendo de la causa subyacente y la extensión del daño nervioso.

¿Pueden las neuropatías aparecer durante el embarazo?

Si bien las neuropatías durante el embarazo no son tan comunes como otras complicaciones médicas, como la preeclampsia o la diabetes gestacional, pueden ocurrir y plantear preocupaciones adicionales para la madre y el bebé en desarrollo.

Cambios hormonales:

Uno de los factores que pueden contribuir al desarrollo de neuropatías durante el embarazo es el cambio en los niveles hormonales. Las fluctuaciones en las hormonas, como el estrógeno y la progesterona, pueden afectar la sensibilidad nerviosa y la conducción de los impulsos nerviosos.

Aumento de peso:

Además, el aumento de peso y los cambios en la distribución del mismo pueden ejercer presión sobre los nervios periféricos, especialmente en áreas como la pelvis y las extremidades inferiores. Esta compresión nerviosa puede causar síntomas como:

  • Entumecimiento
  • Hormigueo
  • Dolor en las áreas afectadas.

Deficiencia de Vitamina B12:

Otro factor importante a considerar es la deficiencia de ciertos nutrientes durante el embarazo, como la vitamina B12. La vitamina B12 es esencial para el mantenimiento de la salud del sistema nervioso, y su deficiencia puede provocar daño nervioso y el desarrollo de neuropatías. Las mujeres embarazadas tienen un mayor requerimiento de vitamina B12 debido a las demandas del crecimiento fetal, y una deficiencia puede aumentar el riesgo de neuropatías durante el embarazo.

Neuropatía periférica gestacional

Se caracteriza por el daño o disfunción de los nervios periféricos, es decir, aquellos que están fuera del cerebro y la médula espinal. Esta afección se caracteriza por síntomas como:

  • Entumecimiento
  • Hormigueo
  • Dolor en las extremidades

Uno de los tipos más comunes de neuropatía periférica que puede experimentar una mujer durante el embarazo es el síndrome del túnel carpiano, el cual afecta los nervios de la mano y el brazo, causando dolor, entumecimiento y hormigueo en estas áreas. La compresión del nervio cubital y la neuropatía ciática también son relativamente comunes durante este período

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes