Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son las causas de neuropatía cardiaca?

La neuropatía cardíaca es una condición en la cual los nervios que controlan el funcionamiento del corazón están dañados. Esto puede afectar la capacidad del corazón para funcionar correctamente, ya que los nervios desempeñan un papel crucial en la regulación de la frecuencia cardíaca, la contracción del músculo cardíaco y otros procesos relacionados con la función cardíaca.

Entre las causas de la neuropatía cardiaca se encuentran las siguientes:

  • Diabetes:

La neuropatía cardíaca es una complicación común de la diabetes. Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden dañar los nervios que controlan el corazón y los vasos sanguíneos

  • Consumo excesivo de alcohol.

El abuso crónico de alcohol puede dañar los nervios que regulan la función cardíaca, lo que lleva a la neuropatía cardíaca alcohólica

  • Enfermedades cardíacas.

Condiciones como la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardíaca y los problemas de válvulas cardíacas pueden causar daño a los nervios que inervan el corazón

  • Enfermedades autoinmunes.

Trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico y la enfermedad de Lyme pueden afectar los nervios y causar neuropatía cardíaca

  • Enfermedades neurológicas.

Trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple y la amiloidosis pueden afectar los nervios autónomos y causar neuropatía cardíaca

  • Infecciones virales.

Algunas infecciones virales, como el virus de la varicela zóster, el VIH y el virus de la influenza, pueden causar neuropatía cardíaca

  • Toxicidad por medicamentos.

Algunos medicamentos, como los utilizados para tratar el cáncer (quimioterapia), el VIH y la tuberculosis, así como algunos antibióticos y anticonvulsivos, pueden causar daño nervioso y neuropatía cardíaca como efecto secundario

  • Deficiencias nutricionales.

La falta de ciertas vitaminas y minerales esenciales, como la vitamina B12 y el magnesio, puede conducir a daño nervioso y neuropatía cardíaca 

Neuropatía Autonómica

¿Cuáles son los síntomas de la neuropatía cardiaca?

  • Ritmo cardíaco anormal.

La neuropatía cardíaca puede causar ritmo cardíaco irregular, conocido como arritmias, que pueden manifestarse como latidos cardíacos rápidos (taquicardia) o lentos (bradicardia)

  • Presión arterial anormal.

Los pacientes con neuropatía cardíaca pueden experimentar presión arterial baja, lo que puede causar mareos o desmayos, especialmente al ponerse de pie rápidamente

  • Fatiga.

La neuropatía cardíaca puede causar fatiga o debilidad, ya que el corazón no puede bombear eficientemente la sangre oxigenada a través del cuerpo

  • Dificultad para respirar.

La insuficiencia cardíaca debido a la neuropatía cardíaca puede llevar a dificultades respiratorias, especialmente durante la actividad física o al acostarse

  • Dolor en el pecho.

Algunas personas con neuropatía cardíaca pueden experimentar dolor en el pecho, que puede ser intermitente o constante, y puede empeorar con la actividad física o el estrés

  • Mareos o desmayos.

La presión arterial baja causada por la neuropatía cardíaca puede provocar mareos o desmayos, especialmente al levantarse rápidamente

  • Palpitaciones.

Algunas personas pueden experimentar palpitaciones, que son sensaciones de latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares

  • Sensación de ardor, entumecimiento o hormigueo en el pecho.

Esto puede ser un síntoma menos común pero también puede ocurrir en casos de neuropatía cardíaca

¿Cómo se realiza el diagnóstico de neuropatía cardiaca?

Historial médico y examen físico.

El médico realizará una historia clínica detallada para identificar síntomas relevantes, factores de riesgo y posibles causas subyacentes de la neuropatía cardíaca. Luego, realizará un examen físico para evaluar el ritmo cardíaco, la presión arterial y cualquier otro signo que pueda sugerir neuropatía cardíaca

Pruebas cardíacas.

Se pueden realizar varias pruebas cardíacas para evaluar la función cardíaca, incluyendo:

  • Electrocardiograma.

Registra la actividad eléctrica del corazón y puede detectar arritmias cardíacas

  • Ecocardiografía.

Utiliza ondas sonoras para crear imágenes del corazón y evaluar su estructura y función

  • Prueba de esfuerzo.

Evalúa cómo responde el corazón durante el ejercicio físico

  • Monitoreo Holter.

Registra continuamente la actividad eléctrica del corazón durante un período prolongado (generalmente 24-48 horas) para detectar arritmias cardíacas intermitentes

Pruebas de función nerviosa autónoma.

Evalúan la función del sistema nervioso autónomo, que controla las funciones automáticas del cuerpo, incluido el corazón. Algunas pruebas comunes incluyen:

  • Prueba de variabilidad de la frecuencia cardíaca.

Evalúa la variabilidad del intervalo de tiempo entre latidos cardíacos para determinar la función del sistema nervioso autónomo

  • Prueba de inclinación.  

Mide la respuesta de la presión arterial y el ritmo cardíaco a los cambios de posición

  • Prueba de sudoración autónoma.

Evalúa la respuesta de la sudoración a estímulos específicos para detectar disfunción autonómica

Pruebas de laboratorio.

Se pueden realizar pruebas de laboratorio para investigar posibles causas subyacentes de la neuropatía cardíaca, como análisis de sangre para evaluar los niveles de glucosa en sangre en caso de diabetes o pruebas específicas para enfermedades autoinmunes o infecciones virales

Pruebas de imagen adicionales.

En algunos casos, se pueden realizar pruebas de imagen adicionales, como resonancia magnética o tomografía computarizada, para evaluar la estructura y la función del corazón y los nervios cercanos

¿Cuál es el tratamiento para la neuropatía cardíaca?

El tratamiento de la neuropatía cardíaca se enfoca principalmente en manejar los síntomas y mejorar la función autonómica del corazón. Aquí se detallan algunos enfoques comunes utilizados en la práctica clínica:

  • Manejo de síntomas:

Se utilizan medicamentos para controlar los síntomas específicos como la taquicardia, la bradicardia, la hipotensión ortostática (mareos al ponerse de pie), entre otros. Por ejemplo, beta-bloqueadores pueden ayudar a regular el ritmo cardíaco, y medicamentos como la fludrocortisona pueden ser útiles para mejorar la retención de líquidos y así prevenir la hipotensión ortostática.

  • Terapia física y ocupacional:

Programas de ejercicio físico supervisado pueden mejorar la condición cardiovascular y la capacidad funcional. La terapia ocupacional puede ayudar a adaptarse a los cambios en la función cardíaca y promover estrategias para manejar los síntomas cotidianos.

  • Cambios en el estilo de vida:

Se recomienda evitar cambios bruscos de posición, mantener una hidratación adecuada y consumir una dieta balanceada para apoyar la función cardiovascular. Estas medidas pueden ayudar a minimizar los síntomas de la neuropatía cardíaca.

  • Tratamientos específicos según la causa:

Si la neuropatía cardíaca está relacionada con una enfermedad subyacente como la diabetes, se debe controlar rigurosamente la glucosa en sangre. En casos de neuropatía autoinmune, se pueden utilizar terapias inmunomoduladoras bajo supervisión médica.

  • Monitoreo regular:

Los pacientes con neuropatía cardíaca suelen requerir monitoreo periódico para evaluar la función cardíaca y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Es importante destacar que el tratamiento puede variar considerablemente dependiendo de la causa subyacente de la neuropatía cardíaca y las características individuales del paciente. Por lo tanto, el manejo debe ser personalizado y supervisado por un equipo médico especializado que incluya neurólogos, cardiólogos y otros especialistas según sea necesario.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes