Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son las causas de daño en el nervio peroneo?

El nervio peroneo, localizado en la pierna, puede ser dañado por una lesión directa (golpes o traumatismos), compresión (tumores) o neuropatías (Diabetes Mellitus). Suele presentarse con alteraciones de la sensibilidad y movimiento del pie, y responden en gran parte de los casos a tratamientos no quirúrgicos. 

Se encarga de la sensibilidad de las piernas, es una rama del nervio ciático que recorre el muslo y la pantorrilla. Su principal función es dar sensibilidad a la parte externa de las piernas. Posteriormente el nervio se divide en dos ramas: el nervio peroneo superficial y el nervio peroneo profundo que son esenciales para realizar algunos movimientos del pie. 

La lesión del nervio peroneo común es la mononeuropatía más común de las extremidades inferiores. Debido a su localización es una lesión comúnmente encontrada en personas que practican algún deporte como fútbol, basquetbol, entre otros. Igualmente puede encontrarse en personas que sufren alguna lesión posterior a un accidente automovilístico. 

Signos y síntomas de daño

Las personas pueden tener distintos síntomas dependiendo de las fibras que se encuentren afectadas y el nivel en el que ocurrió la lesión. 

  • Incapacidad para realizar dorsiflexión:

La persona no puede llevar el pie hacia arriba por pérdida de la fuerza

  • Alteraciones en la marcha:

Debido a que no pueden flexionar el pie hacia arriba, durante el proceso de la marcha presentan pie caído y por lo tanto tienden a arrastrar el pie

  • Adormecimiento en la porción externa de la pierna y el dorso del pie 

Dependiendo de la causa de la lesión los síntomas pueden iniciar de forma abrupta o progresivamente.

Persona con dolor de radiculoplexopatía

Causas de daño en el nervio peroneo

Existen distintas causas de una lesión en el nervio peroneo: 

Lesiones o golpes en rodilla:

Cuando existen dislocaciones de rodilla pueden existir daños en el nervio peroneo hasta casi la mitad de los casos, lo mismo ocurre cuando existe algún golpe o trauma directo en la zona por donde el nervio peroneo sigue su recorrido, usualmente en la porción externa de la rodilla. Fracturas de la porción más alta del peroné también suelen provocar una lesión nerviosa. 

Alteraciones anatómicas:

En ocasiones pueden existir algunas bandas fibrosas que compriman el nervio ocasionando un síndrome de atrapamiento

Compresiones externas:

Cualquier estructura que ocasione una compresión anormal en el nervio es capaz de ocasionar algún daño: 

  • Férulas extremadamente ajustadas 
  • Vendajes compresivos 
  • Mantener las piernas continuamente cruzadas al sentarse 
  • Reposo en cama por periodos prolongados (sobre todo pacientes en coma)
  • Posturas durante procedimientos quirúrgicos largos

Ganglión intraneural:

Se trata de un quiste que puede formarse en las capas que recubren al nervio 

Tumores originados del nervio 

Lesiones iatrogénicas durante procedimientos quirúrgicos en cadera, rodilla o tobillo

Neuropatía por enfermedades metabólicas:

Algunas enfermedades pueden causar compresión del nervio peroneo o daño directo: 

  • Diabetes Mellitus – ocasiona daño de los nervios periféricos cuando los niveles de glucosa no se encuentran en adecuado control
  • Enfermedades inflamatorias – Aquí se incluyen tanto infecciones como enfermedades autoinmunes que al generar inflamación de los tejidos alrededor del nervio pueden ocasionar compresión 
  • Enfermedades que afectan neuronas motoras – Algunos ejemplos son la esclerosis lateral amiotrófica, parálisis bulbar progresiva, esclerosis lateral primaria, entre otras. 
  • Anorexia nerviosa – Los pacientes al perder peso, pierden también grasa subcutánea la cual ayuda a proteger a los nervios mediante amortiguación

Valoración de la lesión 

Si sospechas que puedes tener una lesión del nervio peroneo debes acudir a una consulta médica para encontrar la causa e iniciar el tratamiento. Dentro de la valoración será importante mencionar antecedentes médicos, explicar si hubo algún tipo de golpe o traumatismo, los síntomas y el tiempo de evolución. Posteriormente se evalúa la funcionalidad del nervio y las posibles causas. Si tu médico lo considera necesario puede llegar a solicitar otros estudios: 

  • Radiografías: para descartar fracturas de peroné 
  • Tomografía: valoración de otras anormalidades del hueso 
  • Resonancia magnética: Permite valorar los tejidos blandos alrededor del nervio.
  • Velocidades de conducción nerviosa y electromiografía: aportan información de la funcionalidad del nervio y los músculos a donde llega 

Tratamiento 

Dependiendo de la causa puede ir dirigido el tratamiento quirúrgico o no quirúrgico. Dentro del manejo no quirúrgico se encuentra la rehabilitación física que consta en distintos ejercicios y técnicas que ayuden a recuperar la máxima capacidad del nervio o aprender técnicas compensatorias que permitan tener mayor calidad de vida. Igualmente se puede recurrir a férulas en pie o tobillo en los pacientes cuyo principal problema es el pie caído y no son candidatos a cirugía. 

Se opta por la cirugía en los casos en donde se tiene una progresión rápida de la lesión, en quienes no presentan mejoría con el tratamiento no quirúrgico por 3 meses o en los que presentan lesiones abiertas

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes