Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuál es el nervio fibular profundo?

El nervio fibular profundo, también conocido como peroneo profundo, es esencial para el movimiento y sensibilidad de la parte inferior de la pierna y el pie. En el caso de sufrir algún tipo de lesión nerviosa puede causar una variedad de síntomas, que incluyen debilidad muscular, pie caído y pérdida de sensibilidad.

¿Qué funciones tiene el nervio fibular profundo?

Este nervio tiene funciones motoras y sensoriales de la parte inferior de la pierna. 

  • Función motora. 

Proporciona inervación a los músculos en el compartimiento anterior de la parte inferior de la pierna. Se incluyen el músculo tibial anterior, los extensores largos de los 5 dedos del pie, el peroneo anterior y el peroneo lateral largo. Gracias a su inervación motora, el nervio fibular profundo permite la dorsiflexión (elevar la punta del pie) junto con la extensión de los 5 dedos y también permite la acción de evertir el pie (girar hacia afuera). 

  • Función sensorial.

Proporciona la sensibilidad de la temperatura, tacto y dolor de la parte superior del pie y entre los dedos del pie.

¿Cuáles son los síntomas de una neuropatía del nervio fibular profundo?

Los síntomas de una neuropatía varían según la gravedad de la lesión nerviosa. La neuropatía del nervio fibular profundo se puede presentar como:

  • Debilidad muscular.

El paciente presenta dificultad para levantar la punta del pie y extender los dedos del pie. Esto puede ocasionar que la persona se tropiece o se caiga con facilidad. 

  • Pie caído.

Al momento de la dorsiflexión, la debilidad muscular puede ser tan severa que cuando una persona camina, se puede ver que el pie no sostiene su posición normal y la punta cae.

  • Pérdida de sensibilidad y/o aparición de síntomas neuropáticos.

Una lesión nerviosa que afecte la función sensorial del nervio fibular profundo se puede presentar con síntomas de adormecimiento, hormigueo o dolor neuropático en la parte superior del pie y entre los dedos. 

Diagnóstico clínico

El diagnóstico de la neuropatía del nervio fibular profundo se basa en la historia clínica completa, la exploración física complementada con la evaluación neurológica y, en algunos casos, podría ser necesario complementar con pruebas neurológicas. 

Hay dos tipos de pruebas neurológicas que se pueden pedir en el caso de la evaluación de cualquier neuropatía:

  • Electromiografía (EMG):

Esta prueba mide la actividad eléctrica sólo de los músculos, por lo tanto, ayuda a identificar la debilidad muscular y su severidad.

  • Estudios de conducción nerviosa:

Estas pruebas miden la velocidad con la que los impulsos nerviosos viajan a través de los nervios. Puede medir la velocidad tanto de los nervios que proporcionan la función motora como la función sensorial. 

Causas de la neuropatía del nervio fibular profundo

La neuropatía del nervio fibular profundo es consecuencia de una lesión nerviosa a cualquier nivel de su recorrido por la pierna. Algunas de las causas más comunes de esta neuropatía son:

  • Traumatismos:

Fracturas o dislocaciones del tobillo o la pierna.

  • Compresión nerviosa.

Puede ser por adoptar una postura de forma prolongada como arrodillarse o con el movimiento que se produce al cruzar las piernas. También puede desarrollarse un síndrome compartimental, que ocurre cuando se eleva la presión del compartimiento anterior de la pierna afectando nervios y vasos sanguíneos por igual. Algunas causas del síndrome compartimental son tumores o hematomas.

  • Enfermedades como diabetes mellitus tipo 2 o vasculitis.
  • Deficiencias nutricionales como deficiencia de la vitamina B12.
  • Infecciones dentro del compartimiento anterior de la pierna.

Cabe destacar que el síndrome compartimental es una condición médica que se debe tratar inmediatamente, ya que puede causar daño permanente a los nervios y músculos.

Tratamiento de la neuropatía

El tratamiento depende de la causa subyacente. En algunos casos, la neuropatía se resuelve por sí sola con el tiempo. No obstante, existen algunas condiciones que requieren de una intervención multicomponente para controlar los síntomas y prevenir la progresión de la neuropatía. El tratamiento puede incluir:

  • Fisioterapia:

Ayuda a mejorar la fuerza y movilidad a nivel del tobillo y pie.

  • Férulas u ortesis:

Dispositivos que pueden ayudar a mantener el pie en una posición correcta para prevenir el pie caído.

  • Medicamentos:

Se pueden usar fármacos con efectos sobre el dolor neuropático, efectos antiinflamatorios o en el caso de presentar espasmos musculares.

  • Cirugía:

Las intervenciones invasivas pueden ser necesarias para aliviar la compresión nerviosa o para reparar un nervio dañado.

Recomendaciones generales

Es importante buscar atención médica si presenta alguno de los síntomas de la neuropatía del nervio fibular profundo ya que el tratamiento y severidad de la neuropatía dependen también de la causa subyacente.

Por otro lado, hacer el diagnóstico tempranamente puede ayudar a prevenir la progresión de la neuropatía y mejorar la calidad de vida. Específicamente, la neuropatía del nervio fibular profundo puede causar una variedad de síntomas que afecten la sensibilidad y movilidad del pie, aumentando el riesgo de caídas. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes