Neuropatía en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son los tipos de dolor neuropático?

Puede manifestarse de varias formas, incluyendo:

  • Dolor quemante: Sensación de ardor constante.
  • Dolor punzante: Episodios agudos de dolor intenso.
  • Alodinia: Dolor provocado por estímulos que normalmente no causarían dolor, como una ligera caricia.
  • Hiperalgesia: Respuesta exagerada al dolor por estímulos dolorosos.

Presentación clínica

El dolor neuropático puede ser constante o intermitente y puede afectar cualquier parte del cuerpo. La severidad y la naturaleza del dolor pueden variar ampliamente entre los individuos, de acuerdo a su condición.

Existen varios tipos basados en su origen y características:

  • Neuropatía periférica: Dolor resultante de daño en los nervios periféricos.
  • Neuropatía diabética: Dolor asociado a la diabetes, generalmente afecta las extremidades inferiores.
  • Neuralgia postherpética: Dolor que persiste después de un episodio de herpes zóster.
  • Dolor central: Dolor causado por lesiones en el sistema nervioso central, como un accidente cerebrovascular o esclerosis múltiple.
  • Dolor radicular: Dolor que se origina en la raíz nerviosa y se irradia a lo largo del nervio afectado, común en casos de hernias discales.

¿Qué es el dolor neuropático?

Es una condición crónica que se origina a partir de una lesión o disfunción en el sistema nervioso, ya sea en los nervios periféricos o en el sistema nervioso central. A diferencia del dolor nociceptivo, que es una respuesta normal a un daño tisular, el dolor neuropático no tiene una causa evidente de daño físico en los tejidos. Este tipo de dolor puede ser debilitante y afectar significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen.

¿Por qué sucede este tipo de dolor?

Se desarrolla cuando hay una lesión o enfermedad que afecta directamente a los nervios. Esto puede resultar de múltiples causas, como enfermedades metabólicas (por ejemplo, la diabetes), infecciones, traumas físicos, tratamientos médicos (como la quimioterapia), enfermedades autoinmunes, y trastornos neurológicos.

¿A quiénes afecta el dolor neuropático?

Este tipo de dolor puede afectar a personas de todas las edades, pero ciertos grupos pueden estar en mayor riesgo, incluyendo:

  • Pacientes con diabetes
  • Personas con infecciones virales como herpes zóster
  • Individuos que han sufrido traumas físicos o cirugías
  • Pacientes con enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple
  • Personas sometidas a tratamientos con ciertos medicamentos, especialmente quimioterapias

El dolor neuropático se estima que afecta a alrededor del 7-10% de la población general, aunque las cifras pueden variar dependiendo del estudio y la población específica evaluada. Es más común en adultos mayores y en aquellos con condiciones crónicas subyacentes.

Algunos de los factores de riesgo más comunes para desarrollar dolor neuropático incluyen:

  • Diabetes mellitus
  • Infecciones virales como herpes zóster
  • Lesiones traumáticas
  • Cirugías
  • Exposición a ciertos fármacos y toxinas
  • Enfermedades neurológicas

¿Qué son las neuropatías?

Las neuropatías son un conjunto de trastornos que afectan los nervios periféricos, los cuales son responsables de transmitir señales entre el sistema nervioso central y el resto del cuerpo. A diferencia del dolor neuropático, que se refiere específicamente al dolor, las neuropatías pueden causar una amplia variedad de síntomas, incluyendo debilidad, entumecimiento, y problemas de coordinación.

¿Son lo mismo?

No exactamente. Mientras que el dolor neuropático se refiere específicamente al dolor causado por la lesión o disfunción de los nervios, las neuropatías abarcan un espectro más amplio de trastornos nerviosos. Es posible tener una neuropatía sin experimentar dolor neuropático, y viceversa.

¿Cómo se presentan?

Las neuropatías pueden manifestarse de varias maneras, dependiendo de los nervios afectados:

  • Neuropatía sensorial: Pérdida de sensación, hormigueo, o dolor en las extremidades.
  • Neuropatía motora: Debilidad muscular y pérdida de masa muscular.
  • Neuropatía autonómica: Problemas con funciones involuntarias como la presión arterial, la sudoración, y la digestión.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de los distintos tipos de dolor neuropático?

El diagnóstico del dolor neuropático puede ser complejo y generalmente implica una combinación de evaluaciones clínicas y pruebas diagnósticas.

  • Evaluación clínica
  • Historia clínica detallada: Recopilación de información sobre los síntomas, su duración, intensidad, y factores desencadenantes.
  • Examen físico y neurológico: Evaluación de la función nerviosa, incluyendo pruebas de sensibilidad, fuerza muscular, y reflejos.
  • Pruebas diagnósticas
  • Estudios de conducción nerviosa: Miden la velocidad de transmisión de señales eléctricas a través de los nervios.
  • Electromiografía (EMG): Evalúa la actividad eléctrica en los músculos.
  • Resonancia magnética (RM): Utilizada para detectar lesiones estructurales en el cerebro o la médula espinal.
  • Biopsia de piel o nervio: En casos específicos, puede ser necesario analizar una pequeña muestra de tejido nervioso.
  • Evaluación adicional
  • Pruebas de sangre: Para detectar causas subyacentes como deficiencias vitamínicas, diabetes, o infecciones.
  • Exámenes de imagen: Como la tomografía computarizada (TC) para evaluar lesiones en la columna vertebral.
Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes